Miguel Fuster consigue su séptimo triunfo en el Rallye de Ourense y ya es líder en solitario

La lluvia respetaría en el inicio de la segunda jornada del Rallye de Ourense con una mañana soleada que parecía presagiar que podríamos contar con una etapa prácticamente en seco para decidir quién salía victorioso del duelo entre Miguel Fuster e Iván Ares

Sin embargo, las zonas boscosas y la siempre complicada orografía gallega suponían un duro reto para los pilotos que se encontraban con el ya conocido Cañón do Sil. La duda volvía a estar en la monta de neumáticos, especialmente en lo que respecta a las zonas con humedades en las que los pilotos de las copas soporte han sufrido especialmente a la hora de parar sus monturas.

Sin el atractivo de contar con Cohete Suárez en la lucha por el triunfo después de que el equipo RaceSeven y el piloto asturiano decidieran no tomar parte de la última etapa, todos los ojos se centraban entonces en la batalla entre los dos líderes del campeonato, enzarzados por ver quién conseguía romper el empate a su favor, mientras que también generaba interés el conocer el nombre del tercer integrante del podio y si los dos Suzuki Swift R+ conseguirían superar al Hyundai i20 R5 de Surhayén Pernía.

Esta última cuestión quedaba rápidamente resuelta después de que el cántabro sufriera una salida de pista sin consecuencias que le obligaría a abandonar al no poder regresar a la carretera.

Esgos abría la batalla, siendo además valedero para repartir los puntos del TC Plus, situación que aprovechaba Iván Ares para sumar un scratch que no sólo le permitía acercarse a sólo 15 segundos de Miguel Fuster, sino que además le otorgaba los tres puntos extra. El propio Fuster y Pernía, el cual se llevaba un punto antes de su aparatosa salida de pista que le hacía caer varios metros por un terraplén.

El mejor tiempo en la primera especial del día obtendría inmediata respuesta por parte del cinco veces Campeón de España de Rallyes de Asfalto en el Cañón do Sil, este año recortado en su recorrido. Otro scratch para su cuenta que volvía a dejar la diferencia entre él y su perseguidor gallego por encima de los 21 segundos. Vuelta a empezar y la distancia para que Ares pudiera reducir la desventaja se hacía cada vez más pequeña.

Ares estaba decidido a no entregar la cuchara antes de tiempo y todavía se lanzaba a recortar tiempo en el último tramo de la mañana, el de Melias, que le permitía rebajar la diferencia a 19,5 segundos a la espera de que un error de Fuster o la aparición de la lluvia pudiera revolucionar la carrera. Y el agua llegó, en la segunda pasada por Sesgos donde el asfalto comenzaba a brillar a partir del paso de los primeros coches. Para entonces, el Rallye de Ourense ya había dictado sentencia. Ares llegaba a la zona después del cruce del TC7 con un sospechoso baile en la zaga de su Hyundai i20 R5.

Un pinchazo en la rueda trasera derecha dejaba al de vigente Campeón de España ya sin opciones. La decisión de Arés y Pintor sería la de continuar, algo que les hizo llegar prácticamente sobre la llanta a la línea de meta, pero reteniendo eso sí la segunda plaza de la general. El gallego no se explicaba cómo se había producido dicho problema, aunque es cierto que el tramo de Sesgos había quedado marcado por algunos bordes afilados y piedras sueltas que habían quedado al descubierto tras la primera pasada.

Y es que precisamente en dicha especial, el tercer clasificado hasta el momento, Javier Pardo, pasaba con un sospechoso rateo en su Suzuki Swift R+ que no hacía otra cosa que evidenciar los problemas mecánicos que finalmente le llevarían a abandonar. La retirada del piloto local, el joven alaricano de Suzuki, permitía a Joan Vinyes escalar hasta la tercera plaza del podio, mientras que Monarri recogía los frutos en un fin de semana de supervivencia colocando al Abarth 124 R-GT en la cuarta posición.

Todavía quedaría algo de espacio para disfrutar en el caso de Ares, el cual lograba el scratch en la segunda pasada por el Cañón do Sil con 11,3 segundos de ventaja sobre un Fuster que ya podía relajarse y saborear la que iba a ser su séptima victoria en el Rallye de Ourense, empatando en lo más alto del ‘medallero’ con Chus Puras. El resultado además le sirve a él y a Nacho Aviñó para afrontar la tercera de las citas gallegas en Ferrol, dentro de poco más de un mes, como líderes en solitario.

Fran Cima, en su estreno nacional con el Renault Clio N5 presentado hace unas semanas en Asturias llegaba a la quinta plaza, seguido del Clio R3T de los Bouza y del primero Peugeot 208 R2, el de Jan Solans, ganador de la Beca R2. La nota de color la pondría ni más ni menos que el Citroën ZX Kit Car de Emilio Vázquez, octavo, por delante del Evo X de Félix y del ganador de la Swift, Fredy Tamés.

Clasificación final del Rallye de Ourense 2018:

Pos Piloto Copiloto Coche Total Dif. 1º
1 M. Fuster N. Aviñó Ford Fiesta R5 2:01:46.3 +0.0
2 I. Ares J. Pintor Hyundai i20 R5 2:03:28.2 +1:41.9
3 J. Vinyes J. Mercader Suzuki Swift R+N5 2:05:58.0 +4:11.7
4 A. Monarri R. Sanjuán Abarth 124 Rally R-GtT 2:10:40.0 +8:53.7
5 F. Cima D. Sanjuán Renault Clio N5 2:11:11.4 +9:25.1
6 J. Bouza I. Bouza Renault Clio R.S. 2:16:07.8 +14:21.5
7 J. Solans M. Barreiro Peugeot 208 Vti 2:16:47.1 +15:00.8
8 E. Vázquez H. Rodríguez Citroen ZX 2:17:24.0 +15:37.7
9 D. Félix J. Menor Mitsubishi Lancer Evo X 2:18:58.2 +17:11.9
10 A. Tamés R. Suárez Suzuki Swift Sport N3 2:19:24.9 +17:38.6

Clasificación del Campeonato de España tras cinco pruebas:

1. Miguel Fuster, 164 puntos
2. Iván Ares, 160
3. Javier Pardo, 82
4. Surhayen Pernía, 78
5. José Antonio Suárez, 72

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/miguel-fuster-consigue-su-septimo-triunfo-en-el-rallye-de-ourense-y-ya-es-lider-en-solitario/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *