Miguel Fuster contiene el ataque en la noche de Iván Ares

El alicantino termina la primera etapa con 22 segundos sobre el campeón nacional

09/06/2018 | David Durán | Fotos: Josito Gómez

Miguel Fuster y Nacho Aviñó se encuentran al frente del Rallye de Ourense llegado el fin de la primera etapa, estando a 22 segundos de distancia de los vigentes campeones nacionales Iván Ares y José Antonio Pintor. Los dos se han postulado como principales candidatos a la victoria ya que Javier Pardo y Adrián Pérez se encuentran en tercera posición a más de minuto y medio.

Si por la mañana el cielo se contuvo durante la sesión de shakedown y clasificación, la tromba de agua empapó las carreteras ya durante la salida ceremonial, animando la acción para cuando se afrontó la primera pasada por A Peroxa. Las condiciones eran delicadas incluso con neumáticos de lluvia, lo que hacía más dura la pelea por el liderato entre Suárez, Fuster y Ares.

Por desgracia, la pelea se reducía a un pulso entre dos cuando al final del primer tramo Suárez perdía el control de su Hyundai i20 R5 y tenía un accidente, un fuerte golpe no tanto para él o su copiloto Cándido Carrera como para sus opciones al título (pues ya tenía dos ceros que podía descartar de la primera mitad del campeonato). Ares marcó el primer scratch por casi 10 segundos sobre Fuster, con Vinyes en tercera posición, Pernía en cuarta y Pardo quinto.

En el tramo de Toén Fuster impuso su ley desde un primer momento, distanciándose de todos sus perseguidores – Ares le seguía el ritmo hasta que tuvo un recto y dio contra unas protecciones, perdiendo unos 16 segundos que hacían a Fuster líder del rallye. Fran Cima, que tuvo un inicio complicado con su Renault Clio N5, ascendió hasta la sexta posición absoluta detrás de Pardo y Vinyes con sus respectivos Suzuki. Roberto Blach se encontraba bien posicionado en el Top 10 y primero en la Beca Junior R2, pero se vio obligado a abandonar en este tramo, dejando a Pep Bassas en primera posición de la categoría.

La segunda pasada por A Peroxa daba miedo por la mezcla de agua y barro sacado de las cunetas, teniendo en cuenta el aquaplaning tremendo que hacía peligrar incluso en las rectas. Fuster dio una lección avanzada de conducción en tramos de este tipo y marcó un nuevo scratch por delante de Ares mientras que Vinyes sufrió un pinchazo, cayendo a la quinta posición por detrás de Pardo y Pernía. El tramo fue neutralizado poco después con el accidente de José María Reyes, quien perdió el control de su Peugeot 208 R2 a pocos metros de tomar la salida – por suerte, el accidente no tuvo consecuencias personales.

El telón de la jornada se cerraba con la segunda pasada por Toén, en la que Ares marcó el scratch para recortar 6,7 segundos con respecto a Fuster. Pardo y Pernía asentaron sus respectivas posiciones, yendo con cuidado ya que no solo era la pista delicada, sino que ya se corría con la única luz proveniente de los focos ya que el tramo comenzó de noche para acabar la etapa.

Fuster terminó el día con 22 segundos de ventaja sobre Ares, siendo los dos los candidatos a la victoria puesto que Pardo estaba a más de minuto y medio y Pernía cuarto a casi dos minutos. Vinyes se situaba quinto y Monarri sexto mientras que Cima, Javier Bouza, Jan Solans y Fredy Tamés completaban las diez primeras posiciones.

Ford Miguel Fuster Iván Ares

Fuente: http://revistascratch.com/nacional-asfalto/noticia/miguel-fuster-contiene-el-ataque-en-la-noche-de-ivan-ares-44606

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *