La Copa N5 de RMC con formato mixto, nuevo aliciente para los Campeonatos de España

Hubo que esperar a tener ya finalizados los Campeonatos de España de Rallyes de Asfalto y de Tierra para conocer qué se tenía entre manos Roberto Méndez y hacia dónde iban dirigidas todas las pistas que nos había dado durante los últimos meses. Ya cuando nos reunimos durante el pasado Rally de Navarra, el patrón de RMC nos dejó entrever que su futuro pasaba por convertir los nuevos N5 en su negocio, en su seña de identidad, tal y como los fueron en el pasado los R4.

Ahora, con el campeonato conseguido por Cohete Suárez con el Peugeot 208 N5 en el CERT, sumado al triunfo de Gorka Antxustegi en Madrid y las buenas sensaciones de Miguel Fuster con el Renault Clio N5 en La Nucía, se ha constado que estos vehículos, los Maxi Rally a la española, son capaces de ser competitivos tanto en tierra como en asfalto. Suzuki aprovecha el anuncio de su nuevo acuerdo con la RFEdA en materia de la Copa Swift para anunciar de paso el comienzo de la comercialización del Suzuki Swift R+ por unos 120.000 euros (impuestos incluidos), ahora, desde Caboalles de Abajo llega la respuesta en forma de Copa N5 con jugosos premios en metálico y una forma económica de competir por un presupuesto muy inferior al de un R5.

RMC Motorsport pasa de ser ‘sólo’ un preparador/equipo a una estructura centrada en la fabricación de unidades. Tras poner en venta a sus unidades antiguas tanto R5 como N5, la estructura leonesa trabaja a contrarreloj para el ensamblaje de nuevo vehículos, todos ellos con los problemas de fiabilidad que han tenido hasta el momento en teoría resueltos gracias al kilometraje acumulado durante esta misma temporada. Concretamente habrá disponibles cinco carrocerías distintas: Peugeot 208, Citroën DS3, Renault Clio, Hyundai i20 y Ford Fiesta, todas ellas con una mecánica idéntica. Obviamente, no habrá hueco para coches de otros fabricantes, lo que excluiría a los Suzuki de ARV.

Concretamente, el propulsor es un cuatro cilindros 1.6 turbo de origen PSA, el cual entrega 310 CV y genera un par máximo de 370 Nm para un peso de 1.230 kilógramos. Deposito de combustible de 100 litros, tracción total, caja de cambios secuencial de 6 marchas de Samsonas, amortiguadores Exe-TC de 4 vías, electrónica MoTeC, llantas Braid (8×18 pulgadas para asfalto y 7×15 en tierra), frenos AP Racing (asfalto 354 mm y tierra 304 mm) y neumáticos Michelin.

Hasta este punto, nada que no conociésemos, lo realmente es innovador es su método de cesión, ya que RMC hará únicamente de arrendador, cediendo el coche a los equipos interesados por 50.000 euros (será una fianza), pasando a ser estas formaciones los encargados de gestionar y mantener el coche, con un máximo de 3.000 kilómetros por temporada y permitiéndole la opción además de realquilar el vehículo siempre siendo ellos los responsables de su correcto estado. Los de Roberto Méndez desplazarán recambios, suministros e ingenieros a cada prueba para verificar los coches, pero la gestión recalcamos que no les corresponderá a ellos.

Tal y como habéis podido concluir, estamos ante una Copa N5 que se disputará en dos superficies, pudiendo los pilotos competir en cuatro citas sobre asfalto y tres sobre tierra, las cuales se confirmarán una vez que la RFEdA haga públicos los calendarios de ambas competiciones) y de las que se podrán descontar un resultado y en las que no habrá que competir en todas ellas para poder optar a los premios parciales o al título final.

En lo que respecta a la forma de puntuar, el ganador de cada rally entre los pilotos que corran con N5 fabricados por RMC conseguirá 15 puntos, el segundo 12, el tercero 10, el cuarto 8, el quinto 7, siguiendo así hasta el undécimo, que sumará el último punto. Habrá puntos extra, consiguiendo 3, 2 y 1 puntos los pilotos marquen respectivamente los tres mejores tiempos entre los N5 en el TC Plus, mientras que se sumará un punto por cada scratch que se consiga en las segundas pasadas. La gasolina a utilizar será la Panta Max de 102 octanos, mientras que los neumáticos a utilizar estarán limitados a 10 unidades en los rallyes de asfalto y 8 en los de tierra.

Los premios por carrera van desde los 5.000 euros más 4 neumáticos Michelin del primer clasificado, hasta los 1.000 euros y 1 neumático Michelin para el 5º clasificado. Aunque lo más interesante es el premio final para el campeón de la Copa N5, el cual podrá disputar una carrera del Nacional con un R5 con el 80% de la publicidad elegida por el organizador. Además, como aliciente para sus clientes, si uno de sus pilotos logra alzarse Campeón de España absoluto entre los N5 frente a otros competidores como los Suzuki oficiales (AUTOhebdoSport informaba esta semana que la caída de Repsol podría obligarles a reducir su programa), recibirá un premio extra de 6.000 euros.

  1. 5.000 euros más IVA y 4 neumáticos Michelin A-31
  2. 4.000 euros más IVA y 3 neumáticos Michelin A-31
  3. 3.000 euros más IVA y 2 neumáticos Michelin A-31
  4. 2.000 euros más IVA y 1 neumáticos Michelin A-31
  5. 1.000 euros más IVA y 1 neumáticos Michelin A-31

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/la-copa-n5-de-rmc-con-formato-mixto-nuevo-aliciente-para-los-campeonatos-de-espana/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *