La historia de Porsche en los Rallyes: desde el 356 al Cayman GT4

Porsche sacó este fin de semana a su Porsche Cayman GT4 con la intención de ver cómo se comporta en los revirados tramos del Rallye de Alemania con dos hombres de la experiencia de Romain Dumas y Denis Giraudet

La propia Porsche Motorsport reconocía en su comunicado previo que esta decisión busca precisamente evaluar el interés que tienen los equipos y pilotos privados en poder contar con un vehículo de estas características, razón por la cual se invitaba a todo aquel que quisiera curiosear sobre las opciones de este Concept Car a que pasara por la asistencia del equipo RD Limited en Bostalsee.

Allí, además de los hombres de confianza de Dumas, también se encontraban mimetizados hombres de gran responsabilidad del equipo germano, entre los que nos encontrábamos a Frank-Steffen Walliser, cabeza visible del proyecto de GT’s de Porsche el cual no podía evitar mirar con gran orgullo a su hijo, Julius, el cual se encuentra realizando sus prácticas con la estructura francesa ante lo que promete ser un futuro siguiendo los pasos de su padre.

Richard Lietz y Timo Bernhard, los otros pilotos oficiales de Porsche también han estado involucrados en el desarrollo de este Cayman GT4 Clubsport de 2016 modificado, el cual mantiene el motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros, que desarrolla una potencia de 385 caballos y transmisión Porsche de doble embrague (PDK) con levas.

Queremos ver cómo responde nuestro prototipo de la categoría FIA R-GT en el mundo de los rallyes. Quiero invitar a todos los pilotos y jefes de equipo interesados a que visiten el parque de asistencia y echen un vistazo detallado a nuestro coche experimental para rallyes. Con las conclusiones que saquemos y el interés de potenciales clientes, decidiremos a finales de año si desarrollamos a medio plazo un coche de competición cercano a los de serie para competir en rallyes. Estaría basado en un futuro modelo Porsche.

Esto es todo lo que conocemos acerca de este nuevo proyecto de Porsche hasta el momento, pero, ¿cómo es el pasado de Porsche Motorsport en competiciones off-road? Y es que a pesar de que los germanos tienen un impecable pasado en circuitos, con 19 victorias en las 24 Horas de Le Mans incluidas, los de Stuttgart también puede presumir de un rico bagaje también lejos de las pistas, tanto en rallyes, como Dakar o en las pruebas clásicas de carretera.

Historia y  modelos de los Porsche de Rallyes

Porsche Carrera, Porsche Panamera y Porsche Targa

Seguramente es una de las carreras históricas más excitantes, peligrosas y lamentablemente una de las que menos se conocen a este lado del charco.

La Carrera Panamericana que cruzaba México (más de 3.000 kilómetros entre Tuxtla Gutiérrez, en el estado de Chiapas, hasta Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua) fue creada con la intención de promocionar el país y se ha convertido con el paso de los años en una competición que conserva posiblemente uno de los sabores más puros de las carreras.

A mediados de la década de los cincuenta, los fabricantes se interesaron por esta carrera, e incluso firmas europeas como Ferrari, Mercedes o la propia Porsche alinearon sus propias unidades oficiales. En el caso de estos últimos, consiguieron el triunfo en 1953 por primera vez con un 550 Spyder en manos de José Herrarte y escoltado por dos 356. Tal fue la importancia que cobró esta prueba para Porsche que, con los años, algunos de sus modelos han sido bautizados con los nombres de ‘Carrera’ y ‘Panamera’ en su honor.

Hablar de la cita siciliana es prácticamente hablar de la historia de la competición y de cómo una prueba icónica puede perderse con el paso de los años. En el caso de la Targa Florio estábamos ante una versión intermedia entre una prueba de circuito y una de rallyes, con una distancia por vuelta que superaba los 70 kilómetros y las 800 curvas que se acumulaban en peligrosísimas carreteras de montaña que eran cerradas al tráfico.

La última gran carrera realizada en carretera abierta dentro de Europa. En la Targa Florio, Porsche llegó a acumular hasta 11 victorias (cuatro de ellas consecutivas entre 1966 y 1969) mientras fue puntuable para el Campeonato del Mundo de Marcas del que formó parte desde 1955. Tal fue la importancia para Porsche, que en este caso también se siguió la tradición de adoptar su nombre para algunos de sus modelos, dando lugar así a los famosos 911 “Targa” de los germanos.

Rallyes clásicos en el WRC y ERC

Aunque tampoco ha tenido una participación como fabricante en el Mundial de Rallyes o en campeonato internacionales destacada, Porsche ha visto grandes éxitos en la disciplina de los tramos, obviamente reducidos con la llegada de la tracción total y por la característica configuración mecánica de los Porsche 911, no especialmente efectiva cuando te enfrentas a vehículos 4×4 lejos del asfalto. Hay que remontarse a 1968 para encontrarnos con la primera participación con apoyo oficial de Porsche en rallyes, con dos estrellas como Vic Elford y Pauli Toivonen a su volante.

Para entonces, la marca ya había visto las primeras recompensas a sus esfuerzos en pruebas como Monte-Carlo (en 1965 un Porsche 904 terminaría segundo absoluto y ganado de la categoría reservada para GT’s de 2.500 cc) en la que posteriormente conseguirían además imponerse en 1968, 1969 y 1970, comenzando Elford con el 911 T al que sucedería Björn Waldegaard al volante del 911 S. El sueco lo volvió a intentar en 1971, su particular hat-trick monegasco, sin embargo, el 914 de motor central no le llevó hasta el triunfo.

¿Hubo más? Obviamente en la década de los setenta fue el caldo de cultivo perfecto para ver a los deportivos de la firma seguir cosechando victorias. Hubo que esperar ocho años para ver de nuevo a un 911 reinar en el Rallye de Monte-Carlo, en este caso con Jean-Pierre Nicolas al volante y en una prueba marcada por la presencia de la nieve. Sería en este caso con un 911 Carrera SC de 3.0 litros y 250 CV para 1.200 kg, Vincent Laverne a su derecha (reemplazando a Jean Todt) y sin formar parte de la terna de favoritos.

Allí jugaron un papel muy importante los hermanos Alméras, los cuales aligeraron lo máximo posible la carrocería, aumentaron la distancia respecto al suelo y consiguieron terminar la preparación del coche apenas dos semanas antes del inicio de la prueba de 1978. Esta unidad seguiría compitiendo, pero curiosamente terminaría en manos de uno de los grandes coleccionistas de nuestro país, Teo Martín.

Porsche estaría presente en el Rally Safari de 1978 con los preciosos vehículos decorados por la librea de Martini, pero hubo que esperar al Tour de Córcega de 1980 para ver la que sería la siguiente y la última victoria absoluta de la historia de Porsche en el Mundial de Rallyes.

El encargado de completar la gesta era precisamente Jean-Luc Thérier, el cual se anotaba también su quinto y último triunfo en el WRC en una prueba mediterránea que se disputó bajo un bonito sol otoñal. Con más de 1.000 kilómetros cronometrados, apenas fueron 16 pilotos de los 120 inscritos los que llegaron a la meta, dando buenas muestras de la dureza de la prueba a la que sí sobrevivió el Porsche 911 SC preparado por Alméras y con Thérier y Michel Vial como ‘tripulantes’. Ellos terminarían por delante de la pareja formada por Walter Röhrl y Christian Geistdörfer con el Fiat 131 Abarth.

Precisamente el alemán pasaría a ser protagonista de la historia de Porsche después de comenzar a disputar rallyes pruebas en 1981 con un Porsche 924 Carrera GTS en su país natal antes de hacer algunas salidas al ERC y el WRC con un Porsche 911 SC de Alméras. Precisamente sería en San Remo con la espectacular unidad con los colores de Eminence (firma de ropa interior masculina) cuando rozó con la punta de los dedos su mejor resultado, un segundo puesto que sólo problemas con la caja de cambios evitarían. Para entonces Antonio Zanini ya se había coronado campeón de Europa pilotando precisamente el Porsche 911 SC con el que logró siete victorias en 1980 dentro del ERC.

Por si fuera poco, otro gran nombre de los rallyes estuvo relacionado con Porsche y más concretamente con las unidades preparadas por Prodrive que lucían los colores de Rothmans. El 911 SC RS compitió con Henri Toivonen a su volante dentro de la temporada de 1985 del Campeonato de Europa de Rallyes en la que terminaría subcampeón después de ganar tres pruebas (Madeira, Ypres y Costa Smeralda), superado por la excepcional temporada de Dario Cerrato al volante de un Lancia 037.

Rally París-Dakar / Rally Dakar

Hace ya tiempo que el Rally-Raid más famosos y duro del planeta abandonó África para encontrar acomodo en Sudamérica, lejos de la amenaza terrorista que se vive en el continente negro, sin embargo, muchos siguen recordando aquel París-Dakar que a muchos enamoró con su misticismo y magia.

Uno de los fabricantes que rememora aquellas épocas con más cariño es precisamente Porsche, la cual consiguió llevar a la arena del desierto sus éxitos deportivos a pesar de que muy pocos hubieran podido pronosticar que uno de los deportivos de los de Stuttgart estaba en disposición de aguantar miles de kilómetros entre dunas

En la edición de 1984, René Metge consiguió vencer el París-Argel-Dakar, con un Porsche 911 SC 4×4 (Porsche 953) después de un tortuoso recorrido de 19 etapas que transcurría por 8 países y recorría 12.000 kilómetros en menos de tres semanas de competición. El equipo fue con tres unidades, la segunda de ellas para Ickx y la tercera hacía las labores de asistencia.

De nuevo Rothmans se convirtió en el principal apoyo del proyecto, vistiendo los Porsche con su librea tradicional y permitiendo al equipo contar con los últimos avances técnicos para llevar a meta estos particulares 911 que conservaban el motor bóxer de seis cilindros que erogaba 225 CV de potencia. Las principales novedades llegaban en materia de suspensiones, refuerzos de chasis y dos grandes depósitos de combustible con capacidad para casi 150 litros cada uno.

Hubo que esperar dos años más, hasta 1986 (Argelia, Mauritania, Níger, Malí, Guinea y Senegal) para ver a Metge celebrar una nueva victoria, la tercera de su palmarés, en este caso al volante de una versión de raid del afamado Porsche 959 y con Dominique Lemoine a su derecha. El otro Porsche oficial terminó segundo, con una formación compuesta por Jacky Ickx y Claude Brasseur. Si podíamos decir que el de 1984 era una especie de tanque, el 959 de 1986 era el galgo, consiguiendo la que por aquel entonces fue la mayor velocidad punta lograda en la prueba (234 km/h) en un año en el que hubo que lamentar las numerosas muertes por accidente, entre las que se encontró la de Thierry Sabine.

Campeonato de Europa de RallyCross

En el Europeo de RallyCross, Porsche nunca ha estado presente de forma oficial, sin embargo, sus modelos han jugado un papel muy importante en el más de medio siglo de vida de la disciplina. Buena muestra de ello es que la carrera de debut celebrada en Lydden Hill en 1967 fue dominada por Vic Elford al volante de su Porsche 911 R con 210 CV y tracción trasera. Aun así, sería dos décadas después cuando veríamos en competición la unidad más famosa de Porsche en esta competición. Concretamente sería la unidad de tracción total pilotada por Matti Alamäki con la que consiguió el título europeo de 1985.

En concreto, el Porsche 935 contaba con un motor bóxer de 3.2 litros con dos turbos KKK que entregaba hasta 760 CV de potencia y tracción total (transmisión de Audi y diferencial de BMW). Los rumores apuntaban a que conseguía completar el 0 a 100 km/h en poco más de 3 segundos.

Pikes Peak y Campeonato de Europa de Montaña

Seguramente muchos no se lo imaginaban, sin embargo, Porsche tiene un dilatado historial también en competiciones de montaña. Si este año lo hemos visto competir en la Subida a Pikes Peak, con Travis Pastrana precisamente alzándose con la victoria entre los GT4 Clubsport de Yokohama y con un Porsche 911 GT3 R logrando el mejor tiempo entre los participantes de la categoría Time Attack 1 y el nuevo récord con David Donohue a sus mandos.

Sin embargo, su pasado en las subidas se extiende principalmente al viejo continente, escenario en el que han conseguido hasta 40 campeonatos de Europa de Montaña desde su creación en 1957. El Porsche RSK de Wolfgang von Trips, ganador del título de 1958, o el Porsche 908 del español Juan Fernández, campeón de prototipos de 1973, han sido algunos de sus modelos más conocidos y no sólo han sido proyectos carreras-cliente o privados. La marca también ha tenido equipos con apoyo oficial en los que los ingenieros de Porsche han aprovechado para seguir investigando y desarrollándose técnicamente.

Copa FIA R-GT

Con la normativa técnica actual en el Mundial de Rallyes, era prácticamente imposible pensar en un regreso por parte de Porsche al principal escaparate de la disciplina, Es por ello que la llegada de la reglamentación R-GT parecía la mejor opción para volver a ver a los deportivos de los de Stuttgart volando en los tramos del WRC y la mejor forma de recuperar a los vehículos de propulsión en esta categoría. Es en ese momento en el que aparecieron los Porsche 911 R-GT con motor bóxer de seis cilindros y cuatro litros cuyo proyecto más potente fue el encabezado por François Delecour junto al preparador Tuthill.

Con Romain Dumas como principal rival, la temporada de debut de la Copa FIA R-GT en 2015 tuvo al veterano piloto francés y su espectacular 997 GT3 con los colores de Rumania, hasta la primera posición después de acumular dos victorias en Monte-Carlo y Córcega antes de afrontar la prueba final en Valais, valedera para el ERC en el particular calendario mixto de pruebas del WRC y continentales realizado por la FIA. No tuvo suerte y debía abandonar en la cita helvética por problemas de sobrecalentamiento del motor, aunque por el camino dejaría buena muestra de las posibilidades de dicho vehículo, llegando incluso a optar a meterse entre los cinco primeros en la clasificación absoluta.

En 2017, Dumas sería el encargado de tomar el testigo de manos de Delecour después de que la Copa se quedara sin disputar en 2016 debido a la falta de interés y de promoción por parte de la Federación Internacional. Ganador en Monte-Carlo y en Córcega, pronto se vio que el piloto de Alès no iba a tener rival de cara a sumar el triunfo en la Copa FIA R-GT a su ya de por sí abultado palmarés. En este caso la unidad elegida era el Porsche 911 GT3 RS de 4.0 litros preparado precisamente por el equipo del galo, RD Limited y que después se ha puesto a disposición de pilotos que lo quisieran alquilar.

Campeonato de España de Rallyes

En España el nueve-once también ha sido uno de los modelos más apreciados por los aficionados, especialmente en la etapa más reciente de los GT-Rallye, los cuales protagonizaron el panorama nacional desde finales de la pasada década hasta 2015, anotándose los hermanos Vallejo dos títulos al volante del Porsche 911 GT3 y Miguel Fuster haciendo lo propio con su unidad. Sin embargo, el Campeonato de España de Asfalto vio precisamente cómo Antonio Zanini se alzaba con el triunfo en la general en la temporada de 1980 con Víctor Sabater a la derecha y al volante del Porsche 911 SC de Alméras (los hermanos Jean-Marie y Jacques Alméras fundaron la empresa Alméras Frères) con la icónica librea de “Bacalao de Terranova” que se puede ver la fotografía tomada del recurso utilizado por el libro biográfico realizado por Esteban Delgado sobre Antonio Zanini.

Aunque perdió protagonismo después de la introducción de medidas para ‘igualar su rendimiento’ frente a los vehículos R5, Sergio y Diego Vallejo se animaron a preparar junto a Tuthill un Porsche para competir en el CERT 2018, obviamente fue más por divertimento y para recuperar en parte esa motivación perdida que para luchar por las victorias absolutas frente a los protos y R5.

Fotos | Porsche Motorsport, Porsche España, Tuthill, Esteban Delgado, Prodrive, Red Bull Content Pool, FIA ERC,

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/historia-de-porsche-en-rallyes/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *