Una elección dolorosa: ¿Por qué FIAT decidió que Lancia dejara de competir?

El final de los Grupo B fue sin duda uno de los periodos más difíciles de la historia de Abarth y de Lancia en competición

El fallecimiento de Attilio Bettega en 1985 y el de Henri Toivonen y Sergio Cresto en el Tour de Corse un año después, dejaron a los italianos envueltos en una crisis emocional que culminó con la despedida del reglamento técnico y la obligación de decir adiós al pavoroso Lancia Delta S4 que tanto esfuerzo había supuesto desarrollar después de estar sólo una temporada en competición.

Tampoco ninguno de los conceptos del Grupo S llegaría nunca a ver la luz, convirtiéndose tanto el ECV1 (lo que en principio iba a ser la evolución del Delta S4) como el ECV2 en piezas de coleccionismo sin llegar nunca a competir. Sin embargo, este abrupto final dio paso al inicio de una de las etapas más exitosas de Lancia en competición. La llegada del reglamento del Grupo A dio pie a que los transalpinos se hicieran con nada más y nada menos que seis títulos consecutivos de campeones del Mundo de Constructores, anotándose además Miki Biasion y Juha Kankkunen dos entorchados intercontinentales cada uno con las distintas versiones del Delta.

El Lancia Delta HF Integrale sería la última en llegar, ya en 1992, año en el que Carlos Sainz conseguiría el segundo de sus campeonatos del Mundo de Pilotos junto a Luis Moya. El “Deltona” permanece en el corazón de los aficionados, aunque tuvo la dificultad de haber nacido conociendo la fecha de su muerte. El mismo día en que fue homologado, Lancia anunciaba el final de su programa en competición cuando todo parecía indicar que podrían seguir dominando la escena mundial durante varios años. ¿Por qué una decisión tan radical?

Sergio Limone, uno de los ingenieros que trabajó para Abarth en aquella época ha dado las claves en una interesantísima entrevista concedida al canal de YouTube del italiano Davide Cironi. En ella, el técnico italiano además de dejarnos grandes anécdotas y de hablarnos con orgullo y emoción de la etapa de Lancia en el Mundial de Rallyes, también nos deja sin tapujos la verdadera razón que llevó al Grupo FIAT a echar el cierre del proyecto: en aquel momento hubo que elegir entre seguir ganando con Lancia o resucitar a Alfa Romeo, una decisión que lamentablemente se ha mantenido con los años hasta prácticamente acabar con la existencia de los primeros. El equipo de competición fue entonces trasladado a Alfa Romeo, comenzando entonces la historia en circuitos y turismos.

¿Por qué FIAT acabó con la etapa de Lancia en el WRC?:

Lancia y Abarth al rescate del Alfa Corse:

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/una-eleccion-dolorosa-por-que-fiat-decidio-que-lancia-dejara-de-competir/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *