Carlos Sainz contento con el MINI JCW Buggy de cara al Dakar 2018

Ha sido una semana complicada para el equipo X-Raid en el ilusionante debut de Carlos Sainz y Cyril Despres al volante de su nueva montura

A pesar de que exteriormente no se apreciaban cambios en el MINI JCW Buggy respecto al que pudimos ver el pasado mes de enero en el Dakar 2018 en manos de Mikko Hirvonen, Yazeed Al-Rajhi y Bryce Menzies (solo el saudí permanece actualmente en el equipo), obviamente el trabajo ha sido intenso durante los últimos meses, especialmente con la llegada del madrileño, el cual ha liderado el desarrollo del vehículo, especialmente de sus entrañas y de cómo pilotar el 4×2 de los alemanes para conseguir un modelo tan competitivo como llegó a ser el Peugeot 3008 DKR Maxi.

Si bien el Rally de Marruecos estaba bajo reglamentación FIA al tratarse de una prueba de la Copa del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country y queda abierta la posibilidad de que veamos novedades de cara al Dakar 2019, con un modelo más extremo y adaptado a la normativa de ASO, los hombres de Sven Quandt han quedado satisfechos con las cinco etapas completadas en la cita africana. Especialmente porque la prueba ideada por David Castera para la edición de este año les permitió poner al límite a los coches, con casi 2.000 kilómetros de recorrido total (1.362,00 km de ellos competitivos) y mucha arena desde la tercera jornada.

Y los problemas surgieron. En el caso de Cyril Despres fueron más relacionados con los pinchazos y con algún fallo de navegación (la valoración de su debut con Jean Paul Cottret fue positiva pero falta adaptación), mientras que Carlos Sainz y Lucas Cruz tuvieron dos abandonos por fallos en la caja de cambios, mientras que, en la cuarta etapa, un problema tardío les impidió el haber sumado dos victorias parciales, repartiéndose en este caso con Despres dos de las cinco jornadas. Desde X-Raid confirmaban que el buggy sigue todavía en fase de desarrollo y que es normal que surgieran ciertos problemas técnicos. Quandt era claro al término del Rally de Marruecos.

Llevamos un año de desarrollo tras el MINI JCW Buggy y podemos ver que tenemos la velocidad para competir por la cabeza de la carrera. Hemos aprendido algo sobre la durabilidad de algunos componentes y todavía tenemos algo de trabajo por hacer. Sin embargo, estamos muy contentos con el rendimiento de ambos MINI JCW Buggies. Cyril puede estar también muy satisfecho con el resultado – Sven Quandt

En el caso de Carlos Sainz, era perfectamente consciente de que el potencial estaba ahí a pesar de que Nasser Al-Attiyah destacó en los tres primeros días y después gestionó, pero que en los menos de tres meses que restan para disputar el Dakar 2019 toca trabajar y mucho en la fiabilidad del buggy, sabedores de que 10 etapas y 3.000 kilómetros competitivos serán incluso más exigentes con una montura todavía con aspectos por pulir. Mucho menos podrá probar con Peterhansel, el cual no pudo subirse al coche por condiciones contractuales y que además contará con la desventaja de que deberá hacer una adaptación exprés a su nuevo copiloto, con la sorpresa final de que no será Andrea Mayer, su esposa, sino que en un cambio de cromos se espera que sea David Castera el que luche junto a Monsieur Dakar por su 14º tuareg.

Fue un buen rally, especialmente para probar el MINI JCW Buggy. Ahora sabemos las áreas en las que tenemos que mejorar. Fue un buen evento para nosotros. Las sensaciones y la velocidad son muy buenas. Estoy contento con el rendimiento, ahora debemos trabajar en la fiabilidad – Carlos Sainz

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/carlos-sainz-cree-que-el-mini-jcw-buggy-tiene-la-velocidad-solo-falta-la-fiabilidad/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *