El ‘Dream Team’ volverá a reunirse en el Dakar bajo los mismos colores

Y después de Carlos Sainz llegará prácticamente el resto del equipo Peugeot Sport en el Dakar 2018 al completo

Todos salvo Sébastien Loeb, el cual seguirá integrado como hombre fuerte de PSA Motorsport en una situación que en principio también debería extenderse a 2019 aunque el retraso de la era eléctrica del World RX ha hecho temblar la convicción de Volkswagen y de la firma del león de que el campeonato siga siendo el lugar correcto para una estructura 100% oficial.

El madrileño ha sido el primero en confirmar su llegada a X-Raid/MINI debido a que era uno de los primeros que quedaba liberado de sus obligaciones contractuales con los galos, sin embargo, se espera que los anuncios de los fichajes de Stéphane Peterhansel y de Cyril Despres se sucedan en las próximas semanas.

Precisamente Sainz ha sido el que más alejado se había mantenido de la competición desde su victoria en el pasado Dakar, por lo que es de prever que estará encuadrado en el Rallye Du Maroc el próximo mes de octubre con el que será su buggy para defender el triunfo junto a Lucas Cruz conseguido en enero.

En el caso de Cyril Despres, muy activo durante los últimos siete meses con participaciones en Abu Dhabi y una complicada incursión en el mundo de las Bajas norteamericanas con el equipo de Menzies, la mayor novedad estará a su derecha, con la salida de David Castera y la posible llegada de un viejo conocido, Jean-Paul Cottret, copiloto de Stéphane Peterhansel que podrá prestar sus servicios y experiencia (7 victorias del Dakar en coches a sus espaldas) después de que Monsieur haya decidido participar en esta nueva aventura con su esposa, la también dakariana Andrea Mayer.

Precisamente, una de las razones que ha llevado al ganador del Dakar en 13 ocasiones a apostar por X-Raid y por reencontrarse con Sainz y Despres de nuevo en una estructura que contará con el apoyo de Red Bull ha sido precisamente esa, la posibilidad de correr en el Dakar junto a su esposa.

Tal y como dijimos en más de una ocasión, Peterhansel quería buscar nuevos retos, y aunque la posibilidad de competir en camión también pasara por su cabeza, lo que realmente le llamaba era competir junto a Andrea en rally-raids. Hemos visto a la pareja en distintas bajas en los UTV de Yamaha y volverán a estar en la salida del Desafío Inca a mediados de septiembre. Se espera que sea después de la carrera sudamericana cuando sea anunciado el regreso de Peterhanseal a X-Raid.

Jean-Marc Fortin, responsable de Overdrive quería tener a Stéphane en una de sus Hilux V8 4×4 en el próximo Dakar, sin embargo, no parecía tan dispuesto a dejarle competir con la motard germana como copiloto, algo que terminó decantando la balanza en favor de MINI.

En cuanto a los primeros kilómetros de test, ya sabíamos que Sainz ya pudo probar hace meses ambas monturas, tanto el buggy de los de Sven Quandt como la Hilux de Toyota, pero también se ha deslizado que los tres pilotos estuvieron de test durante el pasado mes de julio en el sur de Marruecos probando la unidad que utilizó Luc Alphand en Abu Dhabi y Kazajstán.

Vía | mfe-live

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/el-dream-team-volvera-a-reunirse-en-el-dakar-bajo-los-mismos-colores/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *