Isidre Esteve: “Vamos con la idea de estar en el grupo de los pilotos que están arriba”

El piloto catalán del Repsol Rally Team afronta esta edición del Dakar con ambición y con ilusiones renovadas.

Si hay una prueba de superación en el mundo del motor es, sin duda, el Rally Dakar. Y si hay un piloto que se ha convertido en ejemplo de superación es Isidre Esteve. El piloto catalán es todo un referente en el mundo del motor por su determinación y tesón, que le han permitido volver a disfrutar de su gran pasión después del grave accidente que sufrió hace ya diez años y que le dejó en silla de ruedas. Lejos de tirar la toalla, Esteve decidió volver a la competición y este año no se conforma con cualquier cosa, como se encarga de dejar claro cuando nos atendió durante la presentación del Repsol Rally Team en Madrid.

¿Cuál es el objetivo para este Dakar?

El reto es ser competitivo. Estar ya desde el inicio entre los 30 pilotos FIA que tienen mecánica para estar arriba. Queremos correr de verdad, a fondo, sin cometer errores de bulto, llegar cada día pronto al campamento. Lograr estar entre el puesto 20 y 30 la primera semana para intentar dar el salto al Top 20 en la parte final de la carrera. Hay que estar en el grupo de los pilotos que están arriba, que ganan etapas y luchan por hacer cosas importantes.

¿Cree que el trazado de este año, en el que prima más la navegación en las primeras etapas, favorece a pilotos experimentados como usted?

No creo que me favorezca la primera parte del recorrido. Es una parte muy complicada porque esas dunas hay que pasarlas, y no será fácil para nadie, pero el coche que llevamos este año y la experiencia que sumamos en Marruecos nos hace afrontar el reto con seguridad. Estoy convencido de que lo más difícil llegará más adelante, después de la jornada de descanso. En todo caso es un tipo de recorrido que le hacía falta a este Rally.

¿Qué parte de mérito le da al director de la carrera, Marc Coma?

Está haciendo un gran trabajo. Lo que estábamos teniendo en los últimos cuatro años no era lo que queríamos. Entiendo la gran dificultad que supone organizar una carrera como esta, Marc no puede ir allí donde quiera de Sudamérica, debe adaptarse a lo que le permite cada país. Pero este año volveremos a las dunas, con imágenes espectaculares. El cambio que se ha dado este año para volver a darle más peso a la navegación es muy positivo. El año pasado ya vimos que pilotos de los de arriba cometían errores que les hacían perder 20 minutos. Eso no pasaba en los años anteriores, y es bueno. La segunda mitad de la carrera, con el maratón en Bolivia y las etapas tan difíciles en Argentina, será muy interesante y permitirá que la carrera esté muy abierta hasta el final.

Además del recorrido, el Dakar presenta muchas otras dificultades. Explíquenos cómo afectan factores como el cambio de altura o la diferencia de temperatura.

Es complicado, la verdad. Pasas de estar a 600 metros a 4200 cuando llegas a Bolivia. La falta de oxígeno afecta al piloto, pierdes concentración. Cada uno lo acusa de una forma diferente, unos sufren dolores de cabeza, otros no pueden dormir bien por las noches. El rendimiento del piloto se resiente, pero también el del coche. Dicen que se pierden 10 caballos cada 1000 metros de altura, es decir, tienes 40 menos en Bolivia. Puede parecer poco pero lo notas, sobre todo cuando afrontas momentos exigentes.

¿Quiénes son para usted los favoritos en esta edición?

Los Peugeot serán nuevamente los máximos candidatos a la victoria final, pero veo muy bien a Al-Attiyah con su Toyota, creo que estará arriba peleando. Y también a Nani Roma, que ha hecho las cosas muy bien este año, con un Rally de Marruecos excepcional. Estará muy abierto, no será tan previsible como el del año pasado. Los Peugeot son los favoritos pero Toyota y Mini sacarán la cabeza por ahí y no se les puede descartar.

Además de la faceta competitiva usted está muy implicado en desarrollar innovaciones que puedan tener aplicación en el día a día de la gente, como el cojín inteligente que probó el año pasado en carrera. ¿Qué balance hace?

Para nosotros el año pasado era un test muy importante. Debíamos ver en el Dakar si nos daba las prestaciones que creíamos que nos debía aportar. Ver si se adaptaba a los cambios de temperatura, de pasar de 50 grados a 4 o 5, de 100 metros a 4800. Fue genial, acabé la carrera sin ningún problema, con la piel en perfecto estado. La prueba no pudo ser más positiva en unas condiciones tan extremas como esas. A partir de ahí contactamos con OKM Ortopedia que es la empresa encargada de comercializar el producto a nivel mundial. Se definieron bien los diferentes modelos de cojín y en abril estará a la venta. Es un proyecto del que nos sentimos orgullosos. Que algo que ha sido concebido para la competición pueda llegar al mercado y revertir en el bien de nuestra sociedad es algo increíble. Es muy gratificante.

Foto portada: Isidre Esteve, durante la presentación del equipo Repsol Rally Team. (José Antonio García Sirvent – José Antonio García Sirvent)

Fuente: http://www.mundodeportivo.com/motor/rally-dakar/20171227/433892084391/isidre-esteve-vamos-con-la-idea-de-estar-en-el-grupo-de-los-pilotos-que-estan-arriba.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *