¿Y quién va a hacer de mochilero?

Analizamos la situación de los principales equipos

30/12/2017 | Alejandro Pescador | Fotos: Press

Cuando hablamos de un “mochilero” en el Dakar nos referimos a ese piloto o equipo que sacrifica su carrera por el bien del equipo, esto se entiende mejor cuando se ve el ejemplo de Romain Dumas la pasada edición, el piloto francés participó con un 3008 DKR de PH Sport, preparador íntimamente ligado a la marca del león, realizando estas labores, algo que se vio en el fuerte accidente de Carlos Sainz, donde el piloto francés ayudó al español a llegar a la asistencia remolcando su vehículo.

El problema para la marca francesa de cara a esta edición del Dakar es que Dumas, centrado en la conquista del Pikes Peak, ha decidido no participar, por lo que Peugeot no cuenta con un mochilero para esta edición de la prueba.

Esto puede suponer un problema para la marca si alguno de sus cuatro equipos sufre problemas en los primeros días de la prueba y necesita ser remolcado o asistido en mitad de la etapa, ya que sus tres compañeros de equipo no van a detenerse para ayudar perdiendo así sus opciones de victoria.

Tras los primeros días y coincidiendo con la llegada a Bolivia el equipo Peugeot deberá analizar con todo detalle la carrera, ya que con total seguridad la clasificación se habrá definido, separando a los grandes favoritos a la victoria de demás, ya sea por su buen hacer o por pequeños fallos del resto (las primeras etapas en las dunas peruanas se prestan a ello) de este análisis los del equipo francés deberán determinar que equipo o equipos son los favoritos a la victoria y quienes actuarán para facilitarles las cosas a estos; esta decisión no puede prolongarse mucho, ya que la etapa maratón en Bolivia es uno de los puntos clave de actuación para los mochileros, que pueden ir mas cargados con material o ceder sus ruedas de repuesto para que los favoritos puedan atacar en el segundo día.

Por último, habrá que ver que papel juga Al – Qassimi, quien va con una unidad idéntica a los oficiales mantenida por PH Sport, lo que haría pensar que podría ser el mochilero, pero en vista de lo realizado en el pasado Dakar, donde no colaboró con los oficiales, y sabiendo que a través de Abu Dhabi paga su carrera es muy probable que Peugeot no pueda contar con él a la hora de desarrollar la estrategia.

En el equipo Mini – X Raid ocurre algo parecido entre los buggys, Hirvonen, Al – Rajhi y Menzies, los tres pilotos parten como favoritos a la victoria por lo que ninguno de ellos debería parar a ayudar a otro en las primeras etapas, pese a esto le ventaja de X – Raid reside en los pilotos privados que corren con los Mini 4×4 antiguos, estos pueden auxiliar a los buggys en ciertos casos (no pueden ceder piezas por motivos obvios) pero sobre todo son un gran apoyo para los pilotos oficiales que corren con los Mini JCW 4×4, a quienes además de auxiliar pueden cederles ruedas y algún otro componente en la etapa maratón para que Nani Roma, Jakub Przygonski, Orlando Terranova y Boris Garafulic puedan atacar en el segundo día.

La decisión por parte de Mini radicará entonces en decidir quién es su puta de lancha en los buggy o si por otra parte deja correr a los tres pilotos en igualdad.

El tercer equipo en la lucha por la victoria, Toyota Gazoo Racing, es el que más fácil lo tiene, Nasser Al – Attiyah, Giniel De Villiers y Bernard ten Brinke podrán acelerar de principio a final de la prueba sin tener que mirar por sus compañeros, ya que en Overdrive Racing tienen al perfecto aliado, el preparador belga alineará varias Hilux con pilotos contrastados como pueden ser el francés Ronan Chabot, el argentino Lucio Álvarez, el chino Yong Zhou o el ex entrenador portugués André Villas-Boas, que ha decidido probar suerte en el raid más duro del mundo pese a tener una oferta por parte del Sevilla para entrenar.

La presencia de todos estos privados hace que en caso de avería los oficiales tengan un equipo que les puede ayudar y que en la etapa maratón pueden ayudarles con las gomas, una ventaja que si saben aprovechar les puede acercar a la victoria.

Por último cabe destacar que la marca Renault Argentina también ha optado por llevar dos Duster con Emiliano Spataro y con Carlos Sousa para hacer de mochilero, esto también se puede ver en Borgward, quienes han confiado en Nico Fuchs para intentar luchar por puestos altos y que junto a él han alineado a Erik Wevers, director de Wevers Sport, quienes realizan la asistencia de los BX7 DKR.

Desde luego la estrategia y los mochileros serán fundamentales en una prueba que prometer ser muy dura, por lo que tendremos que seguir muy de cerca los movimientos de cada marca en cada momento del Rallye Dakar.

Peugeot Toyota MINI

Fuente: http://revistascratch.com/dakar/noticia/y-quien-va-a-hacer-de-mochilero-41860

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *