El equipo EKS Audi Sport de WRX RallyCross nos explican las estrategias

Conozca a Sandström y Axelsson, los estrategas que guían a Mattias Ekström y Andreas Bakkerud

Competir en el Mundial de Rallycross es algo más que dominar 600 hp entre tierra y asfalto. La estrategia juega un rol fundamental con un elemento característico de esta disciplina del deporte motor: “la vuelta joker”.

El uso de esta variante divide el límite entre perder una posición contra los rivales o alcanzar la victoria de una final. En esta oportunidad, el equipo EKS Audi Sport nos presenta a Emil Axelsson y Edward Sandström, los “spotters” que guían a Mattias Ekström y Andreas Bakkerud.

Axelsson ha estado junto al equipo desde que su nacimiento en el invierno de 2013-2014. Como ex copiloto de rally, el sueco tiene una vasta experiencia en el mundo del deporte motor. Además de su trabajo como spotter, Axelsson se desempeñaba como manager, aunque asumió un nuevo papel clave desde esta temporada, ya que fue ascendido al cargo de jefe de equipo.

Sandström es un veterano piloto de resistencia que se unió a EKS en 2015 como reserva para el fundador y propietario del equipo, Mattias Ekström. Por aquel entonces, el campeón de 2016 había tenido que ausentarse en algunas fechas del World RX por sus compromisos con Audi en el DTM. Cumplida esa etapa de alternancia, Sandström pasó a tener un rol de tester ocasional del actual S1 ​​Quattro.

Axelsson y Sandström comparten un puesto de observación central con los demás spotters de otros equipos en todas las fechas del Mundial de Rallycross. Ese puesto es conocido como la “Torre de Observadores o Vigías” (Spotters Tower). Se trata de un tractor-trailer provisto porla FIA, el cual tiene la particularidad de elevarse en altura. Esto permite que los vigías dispongan de una privilegiada visión panorámica de los circuitos. Por ende, se puede observar a la perfección cada curva y sector de las pistas.

La torre en la que trabajan los spotters tiene un máximo de elevación de cuatro metros. En lo alto se construye una carpa en donde el acceso es restringido. Los únicos que pueden ingresar a este sector son los responsables de los equipos, comisarios de la categoría y los mismos vigías, por supuesto.

LOS SPOTTERS COMPARTEN SUS TAREAS

Emil Axelsson mantiene sus ojos siempre sobre la pista y habla con el piloto por la radio. Su misión es mantenerlo al tanto de como se desarrolla la carrera. Obtiene esta información desde su propia visión del circuito. Sin embargo, también consigue datos adicionales gracias a la ayuda del segundo spotter: Edward Sandström.

Su tarea es la de supervisar las imágenes en vivo de las curvas y la pantalla de tiempos, donde puede vigilar constantemente cómo cambian las diferencias entre los pilotos del equipo EKS y sus rivales.

Si Mattias Ekström y Andreas Bakkerud compiten en la misma manga clasificatoria o están juntos en una semifinal o final, el equipo de vigías de EKS debe reorganizarse. Sandström pasa a mantenerse en contacto por radio con Ekström y Axelsson con Bakkerud. En este tipo de situaciones, aparecen otros dos miembros adicionales del equipo para dedicarse exclusivamente a supervisar la pantalla de tiempos de cada piloto.

“Los spotters de rallycross son los ojos del piloto, ubicados en la torre. Siempre tienen que darles información clara y precisa sobre lo que está sucediendo en la pista. También deben mantener a los corredores tranquilos a través de un cronograma muy acotado, el cual tiene muchas carreras extremadamente cortas”, dice Emil Axelsson.

Mattias Ekström, dueño y piloto del equipo EKS, describe el trabajo del spotter una dosis de humor y sarcasmo. “Si la información que dan es buena y su piloto gana, solo él se queda con el champagne. Pero si el vigía comete un error y su piloto no gana, entonces toda la culpa será del spotter”, dice el piloto sueco entre risas.

LA MANGA CLASIFICATORIA Q1 ES CRUCIAL

Cuatro vueltas. Un máximo de cinco pilotos. Tres minutos de competencia (aproximadamente) por cada carrera. Este formato se repite en las cuatro mangas clasificatorias con las que comienza cada fecha del Mundial de Rallycross. Sin embargo, la primera de ellas es la más particular, ya que las grillas de largada en las carreras que componen ese primer parcial son determinadas por sorteo. De igual manera, el desenlace que tenga la general dela Q1 también es clave.

“El resultado de la primera manga es muy importante para todos los pilotos, porque tiene un efecto significativo sobre los siguientes parciales clasificatorios”, dice el spotter de EKS, Emil Axelsson. La razón es sencilla: cuanto mejor sea la posición final de un piloto en la general de una manga, más tarde podrá comenzar su participación en el próximo parcial. Esto es fundamental, ya que permite disponer de una pista más limpia en las secciones de asfalto y esto ayuda a lograr mejores tiempos de vuelta.

Antes de cualquier carrera, el dúo de spotters del equipo EKS trata de analizar todos los posibles escenarios que podrían surgir para Mattias Ekström y Andreas Bakkerud. La posición actual, los rivales de turno, las condiciones de la pista y la previsión meteorológica son todos factores clave que pueden afectar el contexto general.

PODER PSCILÓGICO PARA LAS LARGADAS

“El momento previo a que el semáforo se ponga en verde es realmente importante para nosotros. Tenemos que intentar aumentar lo máximo posible la confianza de nuestros dos pilotos para afrontar cada competencia”, explica Emil Axelsson. Desde la torre de spotters, él y su colega Edward Sandström transmitirán por radio las últimas alternativas sobre la pista a Mattias Ekström y Andreas Bakkerud, quienes aguardan con sus coches en la grilla de partida.

Entre los datos clave que brindan los spotters antes de una carrera hay factores como: informar si algún sector del circuito se ha mojado o si permanece húmedo; avisar si la tierra se ha vuelto muy suelta en algún parcial; recordar los tiempos de vuelta que sus pilotos lograron en la carrera anterior; cuanta oposición se puede esperar de los rivales.

“Siempre queremos que Mattias y Andreas conozcan lo que les espera después de la partida con la mayor precisión posible, porque queremos que se sientan cómodos y confiados”, comenta Emil Axelsson.

FINAL CARGADO DE SUSPENSE

Al igual que en las semifinales, seis pilotos completan la grilla de competidores que disputa cada final en las fechas del Mundial de Rallycross. Deben completar seis giros. Cada corredor tiene que utilizar uno de ellos para acudir a la “vuelta joker”. Este comodín es obligatorio en todas las instancias de un fin de semana de rallycross.

Básicamente, la vuelta joker es una variante añadida al circuito y está diseñada para que los pilotos pierdan tiempo al abordarla. Esto hace que las posiciones del clasificador se modifiquen y que se generen más oportunidades de sobrepaso. El tránsito aproximado por este sector, añade dos segundos más respecto al tiempo de una vuelta normal.

“La final es la carrera en la que se vuelve más crucial elegir en que momento hacer la vuelta joker”, dice Emil Axelsson. Sin un spotter, los pilotos se perderían en la vorágine típica de las carreras de rallycross. “Cuando te encuentras detrás del volante, durante un sprint con un pelotón muy cerrado, simplemente no puedes saber cuándo ha llegado el momento adecuado para hacer la vuelta joker”, dice Axelsson.

“Como spotters, debemos predecirle a nuestros pilotos las siguientes tres alternativas que se encontrarán al tomar la vuelta joker: el momento en el que perderán la menor cantidad tiempo y terreno, quienes serán sus próximos rivales inmediatos y cuan complicada se volverá la situación cuando se entremezclen en el pelotón de carrera”, explica Axelsson. “Para anticiparnos, nos basamos en los tiempos de vuelta y en las posiciones actuales”.

Otras alternativas clave que el spotter controla durante una carrera de rallycross son: saber donde emergen los peligros, averiguar si esto desencadenará en alguna bandera amarilla que impida efectuar un sobrepaso, conocer cuando se reanuda una competencia, vigilar como evoluciona la diferencia de tiempo entre los coches, informar a su piloto en que sectores podría ganar o perder terreno y también notificarle si es necesario modificar la estrategia que se había planificado previamente.

Todos estos mensajes se transmiten por radio desde la cabina en palabras cortas y sencillas. Por supuesto, aquellas que más se disfrutan decir o escuchar son: “primer lugar” o “ganador”.

31/07/2018 | Leandro Mazzucchelli | Fotos: EKS Audi Sport

Fuente: http://revistascratch.com/rallycross/noticia/el-desafiante-rol-del-spotter-en-rallycross-visto-desde-la-optica-del-equipo-eks-45463

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *