Rallycross eléctrico: ¿poco ruido y muchas nueces?

Las primeras informaciones revelan que darán lugar a coches aún más radicales que los Supercar actuales

24/02/2018 | David Durán | Fotos: FIA World RX

El futuro del rallycross parece, a día de hoy, bastante asegurado: los Supercar actuales con motores turbo de gasolina dejarán paso de manera eventual a coches eléctricos, aprovechando la naturaleza del rallycross de carreras de corta duración. A esto hay que sumarle el tremendo interés que están teniendo las marcas por una categoría de rallycross eléctrica, con la que promocionar sus modelos de calle que se impulsen con este tipo de tecnología.

La FIA ya está preparando el terreno y de hecho ha lanzado una oferta para los diferentes fabricantes que se ofrezcan a hacerse cargo de las baterías de estos coches, baterías que serán las que se permitan en el campeonato. Según el medio germano Rallye Magazin, estas baterías estarían en uso desde 2020 hasta 2023, contarán con un peso de 290 kilogramos y han de aguantar unos dos años, con un total de 120 ciclos completos de recarga. Los nombres de los fabricantes de las baterías se darán a conocer en torno al mes de junio.

Se espera que estos coches no tengan uno, sino dos motores eléctricos situados en cada eje: cada uno de ellos desarrollaría unos 340 caballos, lo que daría lugar a coches de 680 caballos – superiores a los 600 de los actuales Supercar. Hay que recordar también que los motores eléctricos tienen la particularidad de entregar su par máximo de manera lineal, al contrario de los motores de combustión que necesitan estar en el rango óptimo de revoluciones.

Estos coches contarán con un peso de unos 1.300 kilogramos y, teniendo en cuenta la relación peso/potencia y las prestaciones con respecto a los actuales Supercar, deberían ser capaces de pasar de 0 a 100 en menos de dos segundos. La FIA también ha confirmado que los coches de rallycross eléctricos serán más anchos: en concreto, 1,90 de ancho.

Todo este formato está interesando a las marcas (se estima que hasta nueve marcas están involucradas en las negociaciones, tanto marcas ya presentes como otras que se podrían unir), pero tampoco hay que olvidar que en este campeonato corren muchos pilotos privados. Por ello se introducirán medidas para reducir costes y equilibrar la parrilla: entre ellas, además de haber una batería estándar para todos existirá un chasis único, que se adaptará a las diferentes carrocerías para representar a una multitud de modelos dentro del WRX.

Fuente: http://revistascratch.com/rallycross/noticia/rallycross-electrico-poco-ruido-y-muchas-nueces-42798

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *