El futuro eléctrico del Mundial de Rallyes está sobre la mesa de la FIA

La reunión en Ginebra durante la jornada de hoy de la FIA no sólo valorará posibles cambios en el reglamento del Mundial de Fórmula 1, entre ellos la posible eliminación del límite de combustible para la temporada 2019, sino que también prometía ser un primer contacto acerca del futuro de la normativa del Mundial de Rallyes.

Con Yves Matton ya asentado al frente del área de rallyes de la FIA, Jean Todt no ha ocultado que uno de los temas a discutir sería precisamente la posibilidad de introducir nuevas alternativas de propulsión dentro del campeonato.

El propio Todt es consciente de las limitaciones que puede tener actualmente tecnologías como los vehículos híbridos o la pila de combustible en un entorno tan agresivo y poco controlado como son los rallyes. El nivel actual de desarrollo permite que estemos hablando de sistemas que se adaptan a la perfección a carreras cortas, preferiblemente en circuitos donde se posee la infraestructura para la recarga o en competiciones con recorridos a una sola pasada, sin enlaces, como es el caso de las Subidas de montaña.

Actualmente no hay ningún fabricante que pueda suministrar un coche que se pilote 200 kilómetros en carreteras de rallyes a velocidades de competición y que pueda ser recargado rápidamente. Por el momento, está completamente excluido pensar en tener un Mundial de Rallyes con coches eléctricos.

Obviamente hay preocupación en lo que respecta al campeonato, especialmente si se empieza a producir una fuga de fabricantes hacia otras disciplinas que sí contemplan los vehículos eléctricos dentro de su reglamento, tal y como está sucediendo con el Mundial de RallyCross.

Está claro que tenemos que introducir una tecnología más amigable con el medio ambiente en el WRC. El automovilismo no es solo un espectáculo, sino que debe ser un laboratorio de nuevas tecnologías y seguridad. Hay que justificar la inversión de los fabricantes más que solo por las carreras. Necesitamos introducir alguna tecnología híbrida, claramente, sí. El mundo está cambiando, la industria del motor está cambiando, las carreras están cambiando.

Desde la parte técnico de los equipos del WRC, M-Sport ya ha empezar a trabajar en un Ford Fiesta de rallyes eléctrico que estará destinado a eventos nacionales que se disputan en una única jornada, mientras que en declaraciones a Autosport, responsables de los equipos del Mundial apuntan a que antes de dar un paso tan grande como el de integrar la tecnología híbrida, se puede optar por los sistemas de desconexión de cilindros que ya podemos ver actualmente en la calle, aprovechando la gran cantidad de kilómetros de enlace que se realizan en una prueba del Mundial y que actualmente los equipos ya utilizan ‘modos’ especiales que utilizan mapas motor menos agresivos y prescinden de la presión del turbo.

Vía | Autosport

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/el-futuro-electrico-del-mundial-de-rallyes-esta-sobre-la-mesa-de-la-fia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *