Repaso Monte-Carlo 2018: 2ª parte

La segunda parte de nuestro repaso la primera cita de la temporada, el Rallye Monte-Carlo.

Salvada del rallye: Sébastien Ogier

En realidad, es más ‘salvar’ el rallye en esta ocasión. La primera salvada de Seb se produjo el jueves en el primer tramo de Thoard – Sisteron, donde logró mantener el control de su Ford Fiesta WRC mientras este patinaba sobre hielo que atrapó a muchos de sus rivales.

Después de un medio trompo, Ogier volvió a avanzar rápidamente e incluso marcó el mejor crono. Pero su mayor librada se produjo el viernes, cuando trompeó y cayó en una zanja en la penúltima especial.

No era gran cosa, pero su coche estaba atascado y podría haber sido definitivo si no hubiera sido por el grupo de espectadores que ayudó a poner el coche de nuevo en la carretera.

Nunca lo creerás: Bryan Bouffier

Bouffier fue fichado por el equipo M-Sport Ford para su alineación en el Monte, pero sus posibilidades de éxito se redujeron cuando su copiloto Jerome Dégout sufrió un accidente durante los reconocimientos.

Lo que siguió fue una carrera contrae reloj para completar primero el reconocimiento (con el copiloto suplente Jack Boyere) y luego encontrar un sustituo para el rallye. Por suerte, el copiloto de Bouffier, Xavier Panseri, acababa de regresar a Europa después de completar el Rallye Dakar.

Llegó a Gap desde Polonia 45 minutos antes del shakedown y entró directamente en modo WRC. Cuatro días después, la pareja cruzó la rampa de meta en el octavo lugar. ¡Bravo!

 

Tramo del rallye: TC9 Agnières-en-Dévoluy-Corps

Después de la nieve de la noche, la especial de apertura del sábado parecía un tramo del Rallye de Suecia, pero rápidamente se deterioró hasta convertirse en un festival de aguanieve. ¿Dónde estaba el agarre? Ni los pilotos lo sabían.

“Fue una locura, una de las peores especiales de mi carrera”, así lo describió Ogier, seguir este tramo en directo por WRC All Live y ver como los pilotos del WRC buscaban la manera de correr, fue simplemente espectacular.

Frase del rallye: Sébastien Ogier

Rallye Monte Carlo es un desafío único en el WRC, y un rallye que exige un enfoque especial de riesgo y velocidad.

La edición de este año fue especialmente difícil, y ni siquiera el ganador del rallye tuvo una carrera sin problemas. Entonces, ¿cuál es el secreto del éxito? Creemos que Seb lo resumió perfectamente.

“Fue casi imposible hacer el fin de semana perfecto. Todos los pilotos cometieron errores, y yo también. Pero hice algunos menos…”, dijo.

Fuente: http://www.wrc.com/es/wrc/news/january-2018/monte-debrief-2/page/5185–12-12-.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *