Ogier temió por el título

Ogier temió por el título

Sébastien Ogier creía que su sueño de conseguir su quinto título consecutivo en el WRC se esfumaba después de que un problema de frenos amenazase con lastrarle en Gran Bretaña el fin de semana pasado.

Ogier sobrevivió a una dramática noche de sábado en Dayinsure Rallye de Gales GB cuando sus habilidades mecánicas fueron puestas a prueba para la reparación completa de su dañado Ford Fiesta WRC.

Después de un impacto en la niebla del tramo de Aberhirnant, pinchó el neumático delantero izquierdo y se dio cuenta de que los frenos también estaban dañados. La ubicación remota significaba que estaba fuera de contacto por radio con su equipo M-Sport y tenía que hacer frente a la situación completamente solo con su copiloto.

Ogier estaba cubierto de barro mientras trabajaba frenéticamente para sacar el disco de freno antes de dirigirse a la especial final de Dyfnant. Sorprendentemente, con solo tres frenos operativos, marcó el quinto mejor crono sobre las embarradas pistas forestales y allanar así el camino para las celebraciones del título del domingo.

“Estábamos en el medio de la nada, en la niebla, la noche y el barro. Pensé que se había terminado el juego”, admitió el francés de 33 años.

“Hice todo lo posible para tratar de arreglar el coche, que estaba bastante mal. En la parte delantera izquierda faltaban los discos, las pinzas, todo. En muy poco tiempo tuvimos que encontrar una solución para encontrar algunos frenos, pero corrimos la última especial y lo logramos”.

Quinto título para Sébastien Ogier y Julien Ingrassia

“Fue en el último minuto. Pensé que iba a perder bastante tiempo en la última especial, pero con tres frenos fue bastante bien”, agregó.

Conseguir su quinta corona significaba mucho para Ogier, que lo celebró al final del tramo de Brenig con lágrimas en los ojos.

Después de la inesperada retirada del WRC del equipo Volkswagen a finales de 2016, tuvo poco tiempo para cerrar un contrato y prepararse para la nueva temporada con el equipo M-Sport con sede en Gran Bretaña.

“Cada título significa mucho y el primero nunca lo olvidaré porque es el logro que buscas para tu carrera. Es el principal, lo necesitas”, dijo Ogier.

“Después, por supuesto, todos saben bien y siempre quieres más. Siempre quiero más de lo que estoy seguro, pero este fue especial porque era un nuevo desafío, coche nuevo, equipo nuevo, todo era diferente al año anterior”.

“Tuvimos que comenzar muy tarde. Empezamos esta temporada casi sin pruebas con el Fiesta. Sabía que sería un trabajo difícil preservar nuestro título y lo hemos hecho así que creo que podemos estar orgullosos de eso”.

VIDEO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *