El gigante verde convence en Portugal y vence en WRC2

Pontus Tidemand gana en Portugal encuadrado en su categoría y deja por detrás a Pieniazek y Lefebvre. Nil Solans terminó noveno tras sufrir diversos problemas

20/05/2018 | Sara Falcón | Fotos: Pontus Tidemand Oficial

Pontus Tidemand, el vigente campeón de la WRC2, ha ganado el Rallye Portugla en su categoría dejando, así, a Pieniazek en la segunda posición del podio y a Sthephane Lefebvre en la tercera, este último, quien se colocó como uno de los principales favoritos a la victoria. En esta linea, Nil Solans terminó noveno tras sufrir diversos problemas desde el arranca de la cita.

Nadie dijo que Portugal fuera fácil, si bien el bucle de tarde de la sexta cita del Mundial se presentó con tramos gastados por las primeras pasadas y con condiciones bastante complicadas: Pontus Tidemand y, por otra parte, Nordgren -los dos de Sköda- pincharon en el primer tramo del día, una oportunidad para Lefebvre, quien se puso líder por delante de Greensmith hasta, eso sí, el TC5 cuando el del R5 -Greensmith- le dio el relevo al del C3 para liderar.

Por su parte, Nil Solans continuó escalando posiciones y, a pesar de los tiempos competitivos que marcó, no todo lo tuvo de cara: A la falta de potencia de su motor, se le sumaron una dificultad de agarre en sus neumáticos -no cogieron temperatura pese a montar los blandos-.

Asimismo, hizo un trompo en el TC1 y en el TC2 pero, a pesar de todo, sentenció una sexta plaza a falta, aún, de dos jornadas más. Otro hombre en la que la suerte no fue de su mano fue Kevin Abbring quien abandonó después de sufrir problemas. Finalmente, tras el top 3 Greensmith-Pieniazek-Lefebvre les siguieron para completar el top cinco Heller y Tidemand.

Al final de la jornada, Solans fue al hospital ya que se aquejaba de dolores en la espalda – tal era el dolor que en varias ocasiones se cambio de asiento con Miki Ibáñez, pero aún así acabaron el día entre los diez primeros en una de las etapas más duras a las que se han enfrentado en su paso por WRC2. Se espera que, tras la revisión en el hospital, salga a disputar la segunda etapa.

Para la segunda etapa, Pontus Tidemand se colocó al frente de la WRC2 dejando por detrás a Lefbvre -en la tercera-, quien, de no ser por un pinchazo en el último tramo cronometrado, habría acabado primero. De este modo, la mañana arrancó algo complicada para un hombre: Gus Greensmith pasó pinchado en una rueda trasera por el TC10 lo que le hizo caer hasta la tercera posición.

Fue entonces cuando Lefebvre aprovechó la oportunidad para posicionarse como líder y darle el relevo al británico, quien había estado al frente de la WRC2 durante el viernes. Por su parte, Tidemand se apuntó todos los scratchs de la mañana pero sin ser suficiente para alcanzar la primera posición del podio.

Por su parte, Solans completó un tramo más, haciendo un gran esfuerzo tras los dolores que sufrió en la espalda durante la primera etapa. El piloto de Matadepera se mantuvo en el Top 10 con su Ford Fiesta R5 pero, para su suerte, se quedó parado en el km 24.1 del TC15 por problemas en una de sus llantas lo que le llevó a la novena posición de la WRC2 y abandonaron.

No obstante, las dificultades aumentaron para los últimos compases del día: Heller, también se quedó parado en el km 6,4 de la última especial mientras que, por otro lado, Greensmith tuvo una rotura de suspensión, la que acabó con su jornada y Lefebvre pinchó perdiendo así la primera posición del podio. Finalmente, por detrás de Tidemand-Pieniazek-Lefebvre completaron el top cinco Pierre Loubet y Arai.

Para la tercera y última etapa, Solans volvió a la carga, mejor de la espalda, para hacer una sexta plaza dentro del TC16 y la novena en la general de la categoría encuadrado en Super Rally después de abandonar el sábado. Por su parte, Tidemand hizo el scratch para continuar líder de la WRC2 pero, para el TC17: Pieniazek se puso a 5,5 segundos de Tidemand aunque la ventaja del sueco creció a 1 minuto 35.7 segundos.

No obstante, si alguien fue más rápido que el actual campeón de la categoría ese fue Lefebvre: Se adelantó 0,9 segundos dentro de la especial mientras que Arai perdió tiempo respecto al de Citroën y recibió una penalización en el penúltimo tramo. Asimismo, cuando llegó el TC18, Tidemand volvió a marcar el mejor tiempo con Pieniazek rodando lejos del ritmo y para el TC19, Pontus aumentó aún más su ventaja respecto a la segunda y tercera posición del podio y, así, con poco que jugarse. Finalmente, y a pesar de que Tidemand se fue un poco en una recta con bastante gravilla no fue suficiente para arrebatarle lo más alto de la WRC2.

Skoda Pontus Tidemand WRC2

Fuente: http://revistascratch.com/wrc/noticia/el-gigante-verde-convence-en-portugal-y-vence-en-wrc2-44307

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *