Rally de Australia 2017: Andreas Mikkelsen comienza liderando un exigente inicio

Inicio ajetreado de la primera etapa del Rally de Australia. La prueba oceánica mantenía las temperaturas suaves y el suelo seco (amenazaba tormenta), con unos tramos que se limpiaban rápidamente lo que beneficiaba especialmente a un Andreas Mikkelsen que siempre se ha encontrado muy cómodo en esta cita, tal y como lo demuestra su victoria en 2016. El noruego se ponía líder desde el primer tramo, en una mañana (noche en España) que comenzaba con muchos problemas para la mayoría de los pilotos.

Empezando ya por Sébastien Ogier. El francés, ya con el título asegurado llegaba tranquilo a la meta de la primera especial. En su Ford Fiesta RS WRC algunas marcas de guerra en el frontal, fruto de una fuerte compresión en uno de los pasos de agua que había en este recorrido inicial. No parecía preocupado el de Gap, que llegaría sólo unos minutos más tarde al final del segundo tramo asegurando que unos problemas en la caja de cambios le estaban obligando a hacerlo de forma manual con el cambio secuencial. Aun así, se mostraba sorprendentemente tranquilo, confiado en acabar el año con un buen resultado y solventar lo antes posible un futuro que debe pasar por continuar al menos un año más con M-Sport.

Algo menos impertérrito se mostraba Ott Tänak tras el primer tramo. El estonio comenzaba su último rally con la estructura británica con un toque en la parte trasera que lo dejaba sin difusor. Con menos apoyo aerodinámico que el resto, Tänak sufría en la rapidísima segunda especial, siendo superado por Thierry Neuville en más de cuatro segundos en la general y en la particular lucha que ambos mantienen por el subcampeonato. Recordemos que actualmente el belga mantiene una renta de 14 puntos, por lo que el ganador en Cerdeña y Alemania debe esperar casi un descalabro del piloto de Hyundai para poder terminar el año a espaldas de Ogier.

A todo esto, debía sumarse los problemas de intercomunicadores para Jari-Matti Latvala (también con el frontal dañado), el paragolpes trasero semi-arrancado en el Hyundai de Andreas Mikkelsen o el pinchazo de Stéphane Lefebvre en el primer tramo. El más afectado de esta primera sección era Esapekka Lappi, el cual sufría un trompo en el TC2 y además completaba la especial sin dirección asistida. El joven finlandés se debía detener justo después de la meta para tratar de averiguar la procedencia del aceite que caía de su Toyota Yaris WRC. Recordemos que aquí sólo había dos unidades del coche nipón.

Hayden Paddon se quejaba de que la base arenosa de los tramos estaba impidiendo que se limpiaran rápidamente, sin embargo, el segundo scratch consecutivo de Andreas Mikkelsen confirmaba que sí había cierta mejoría con el paso de los coches a pesar de que el polvo en suspensión también era mayor. Algunos, como Kris Meeke, empezaban a plantear la opción de aumentar la diferencia entre coches para evitar este problema de visibilidad.

En el último tramo regresaba todo más o menos a la normalidad antes de dirigirse todos los equipos participantes a la asistencia. Ogier recuperaba el cambio secuencial por levas, mientras que Latvala sustituía el cable del intercomunicador y Tänak compensaba la falta del difusor con los reglajes de su Ford Fiesta RS WRC. Craig Breen conseguía el segundo mejor tiempo en la primera pasada por Sherwood, especial con la que se cerraba el primer bucle. Era la forma del irlandés de responder a Yves Matton cuando este pidió a sus jóvenes pilotos que tomaran más riesgos. Craig terminaba entre lágrimas este TC3, declarando que cuando todo estaba en el sitio era increíble la sensación y finalizaba repitiendo: “amo lo que hago”. El de Citroën sólo era superado por un Andreas Mikkelsen completamente imparable que sumaba su tercer scratch consecutivo. El noruego ya aventaja en 16,6 segundos a Kris Meeke y 17,7 al propio Breen.

En cuanto al WRC2, Kalle Rovanperä es el único participante, reconociendo que está probando aquí un nuevo sistema de notas y que debe terminar de tomar confianza con el mismo especialmente en las secciones más técnicas. Tras él, incluso rodando por delante del Citroën DS3 WRC de Jourdan Serderidis, el primero de los AP4, concretamente el Mazda de Brendan Reeves.

Clasificación del Rally de Australia tras TC3:

Pos Piloto Copiloto Coche Tiempo Dif. 1º Diff 1st
1. A. Mikkelsen A. Jaeger-Synnevaag Hyundai i20 WRC 28:04.6
2. K. Meeke P. Nagle Citroën C3 WRC 28:21.2 +16.6 +16.6
3. C. Breen S. Martin Citroën C3 WRC 28:22.3 +1.1 +17.7
4. T. Neuville N. Gilsoul Hyundai i20 WRC 28:25.3 +3.0 +20.7
5. O. Tänak M. Järveoja Ford Fiesta RS WRC 28:25.5 +0.2 +20.9
6. J. Latvala M. Anttila Toyota Yaris WRC 28:25.7 +0.2 +21.1
7. H. Paddon S. Marshall Hyundai i20 WRC 28:26.6 +0.9 +22.0
8. S. Ogier J. Ingrassia Ford Fiesta RS WRC 28:33.4 +6.8 +28.8
9. S. Lefebvre G. Moreau Citroën C3 WRC 28:38.5 +5.1 +33.9
10. E. Evans D. Barritt Ford Fiesta RS WRC 28:48.0 +9.5 +43.4
11. E. Lappi J. Ferm Toyota Yaris WRC 31:20.2 +2:32.2 +3:15.6

Recordad que para estar enterado del Rally de Australia 2017 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi

En DMC | Todo lo que necesitas saber del Rally de Australia 2017
En DMC | Horarios y canales para ver el Rally de Australia 2017 por TV

Fuente: https://www.diariomotor.com/competicion/noticia/rally-de-australia-2017-andreas-mikkelsen-comienza-liderando-un-exigente-inicio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *