Resumen del WRC Rally de Gales GB 2018: 1ª parte

En la primera entrega de nuestro resumen del Dayinsure Wales Rallye GB, identificamos nuestro tramo del rallye, un momento publicitario extraño que puso a Gales en el mapa y un punto de inflexión potencialmente crucial en la lucha por el título

El tramo del Rally de Gales

El domingo por la mañana, la batalla por la victoria estaba finamente preparada. Sébastien Ogier y Jari-Matti Latvala se intercambiaron los tiempos más rápidos mientras la ventaja iba y venía. Pero en la penúltima especial, Gwydir 2, Ogier dio un golpe decisivo.

Latvala dijo que se ‘quitaría el sombrero’ ante el francés si podía batir su tiempo más rápido en el tramo. Ogier no sólo lo superó, sino que lo destrozó. Fue 3,3 segundos más rápido que el finlandés para recuperar la ventaja que mantuvo hasta el final.

Uno para olvidar en el Rally de Gales

Hace doce meses, Elfyn Evans estaba en la cima del mundo cuando consiguió su primera victoria en el WRC ante sus seguidores locales.

El piloto del equipo M-Sport Ford World Rally esperaba volver a la gloria cuando regresara a Gales. Las cosas empezaron bien cuando completó los tramos del viernes por la mañana en segundo lugar, a tan sólo 8,9 segundos de Ott Tänak.

Pero sus esperanzas de conseguir un doblete galés terminaron esa tarde cuando su Fiesta se detuvo en un tramo de carretera con un sensor roto que causó un fallo terminal.

Nunca lo creerás…

Estamos acostumbrados a ver aviones remolcando pancartas publicitarias en grandes eventos deportivos, pero Mads Østberg nos dio una idea de una nueva versión a nivel del suelo en Gales.

El noruego se colgó el sábado por la tarde una pancarta publicitaria de’Visit Wales’ en su Citroën C3 y, con ella enredada en el retrovisor de su coche, acabó arrastrándola hasta el final del tramo.

Ciertamente un momento llamativo para las cámaras de televisión, pero no estamos seguros de que este nuevo método de publicidad móvil vaya a ser popular.

Punto de inflexión en el Rally de Gales

El sábado por la tarde, Tänak se situó cómodamente en la parte superior de la tabla de clasificación, visualizando su cuarta victoria consecutiva.

Pero ese sueño se convirtió rápidamente en una pesadilla cuando un radiador roto detuvo sus Yaris en la prueba Sweet Lamb Hafren 2.

Su abandono le dio a Ogier el liderato y estimuló las aspiraciones del campeón francés a falta de dos pruebas para el final.

Fuente: http://www.wrc.com/es/wrc/news/october-2018/gb-debrief-part-one/page/5804–12-12-.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *