Ott Tänak aprieta el Mundial WRC y se confirma como candidato al título

Tras su victoria en Alemania se decía en voz baja que Ott Tänak era candidato al título, pero le separaban muchos puntos de la cabeza y ganar un tercer rally de forma seguida era un hecho que resultaba difícil de realizar

El último piloto que consiguió la proeza de ganar tres pruebas seguidas fue Ogier en 2016…

Restaban cuatro tramos para finalizar el Rally de Turquía, apenas 35 kilómetros cronometrados para salir de dudas acerca de si Ott Tänak y Martin Järveoja iban a conseguir la que era su tercera victoria consecutiva, la cuarta de este 2018 que no ha hecho más que constatar el hecho de que está preparado para luchar por ser Campeón del Mundo de Rallyes. Con grandes diferencias entre la mayoría de las posiciones, las principales preguntas se centraban en si Thierry Neuville y Sébastien Ogier podrían rascar algún punto después de reengancharse y si finalmente Jari-Matti Latvala iba a cumplir con su palabra de caballero y no iba a atacar a su compañero de equipo en Toyota GAZOO Racing.

Pronto se despejaban las dudas, con el finlandés manteniéndose al acecho, pero no llegando a recortar segundos en el inicio de esta tercera y última etapa de la cita otomana. Incluso el propio Tänak parecía reprochar en parte que Latvala no levantara más el pie, sin embargo, las tres primeras especiales se desarrollaban con gran normalidad, con los pilotos equipando seis neumáticos Michelin LTX Force prácticamente en su totalidad. El único que se salía del guion era precisamente Sébastien Ogier, el cual decidía llevar únicamente cinco ruedas para tratar de ahorrarse algo de peso de cara a pelear por los puntos de la Power Stage.

Thierry Neuville también tenía su propia estrategia para llegar en condiciones al último tramo televisado. El belga superaba los tres tramos previos a ritmo de paseo, llegando incluso a perder un minuto y 13 segundos en la penúltima especial de solo 12,65 kilómetros respecto al scratch marcado por el francés. Thierry lo reconocía abiertamente. No tenía ningún problema, simplemente era una aproximación distinta a la Power Stage a la que estaba realizando su principal rival por el campeonato: “no es lo que nos hubiera gustado hacer, pero solo hay un objetivo para nosotros. Vamos a empujar al máximo ahora en la Power Stage y veremos qué podemos lograr”.

En M-Sport por su parte las ordenes de equipo estaban claras. Elfyn Evans renunciaba a su séptima plaza de la general (estaba sexto en el TC15 por detrás de Henning Solberg) para que Sébastien Ogier pudiera entrar entre los 10 primeros. El galés penalizaba por adelanto en el TC16, algo que le mandaba fuera de las posiciones por los puntos, llegando incluso a caer provisionalmente por detrás del tricampeón de Europa, Kajetan Kajetanowicz. Este movimiento quedaba prácticamente neutralizado después de que Ogier no pudiera superar el tiempo marcado por Thierry Neuville en la última especial, asegurándose el belga de que de terminar entre los cinco primeros ya iba a igualar el botín de puntos que se llevara el francés.

Ott Tänak salía sin presión al último de los tramos, sabedor que si además conseguía sumar algunos puntos en la Power Stage el fin de semana sería redondo. Lo conseguiría el estonio, copilotado brillantemente por Martin Järveoja, anotándose los tres puntos del tercer puesto, justo detrás de Thierry Neuville y Sébastien Ogier (Latvala y Evans eran cuarto y quinto), lo que permitía al piloto de Toyota maximizar la renta que se llevaba de Turquía hasta tal punto que le coloca segundo del Mundial con 164 puntos por los 177 del belga de Hyundai. Ogier cae a la tercera plaza, con 154 puntos.

En el apartado de fabricantes también daba un importante vuelco la lucha por las primeras posiciones, colocándose Toyota GAZOO Racing en lo más alto de la tabla con 284 puntos por los 279 de Hyundai Motorsport y los 244 de una M-Sport que paga el mal fin de semana de su estrella practicamente descolgándose de la lucha a falta de tres pruebas para terminar el año. Se trata del primer doblete de Toyota después de dos décadas, concretamente, desde la victoria de Carlos Sainz y el segundo de Didier Auriol en Nueva Zelanda 1998, siendo además la sexta victoria del Yaris WRC, empatando con el Celica Twin Turbo como el tercer coche más victorioso de la marca nipona en el Mundial de Rallyes.

En el podio acompañaban a Ott Tänak, Jari-Matti Latvala, que de esta forma conseguía poner algo de bálsamo a su negativa temporada y un Hayden Paddon que está disputando su quinta prueba del programa compartido con Dani Sordo. El neozelandés sumaba su primer podio del año en un rally muy complicado en el que una estrategia conservadora ha demostrado dar sus frutos. Teemu Suninen y Andreas Mikkelsen completaban el Top5, logrando puntos muy importantes para el apartado de fabricantes, mientras que el incombustible Henning Solberg lograba una brillante sexta plaza con el Skoda Fabia R5 y nos dejaba una de las imágenes del rally, cuando llegado a la meta del TC17 se le calaba el motor y después, entre risas, no era capaz de arrancarlo ante la desesperación de una Ilka Minor que incluso tuvo que pedirle que no siguiera abusando del motor de arranque.

En el WRC2, Jan Kopecky daba un paso importantísimo hacia el título después de haberse sobrepuesto a todo tipo de problemas para conseguir su tercer triunfo internacional consecutivo después de que en Alemania y Barum tuviera también que realizar grandes remontadas para terminar alzándose con la victoria. En JWRC, Emil Bergkvist es el nuevo Campeón del Mundo después de una prueba dramática que veía cómo Ken Torn recuperaba 30 segundos (los comisarios le devolvían ese tiempo al haber rodado durante el sábado tras el polvo de Julius Tannert) para ponerse líder. El estonio se iba fuera en el TC15 perdiendo más de 20 minutos y le dejaba la primera posición a Bergkvist. El escandinavo, que buscaba dar un paso atrás para relanzar su carrera deportiva después del fallido paso por Citroën Racing tras ser campeón del ERC Junior y ERC3 en 2015. Ahora contará con un Ford Fiesta R5 en propiedad y neumáticos Pirelli para competir en el WRC2 en 2019.

Clasificación final del Rally de Turquía 2018:

Pos Piloto Copiloto Coche Tiempo Dif. 1º
1. O. Tänak M. Järveoja Toyota Yaris WRC 3:59:24.5
2. J. Latvala M. Anttila Toyota Yaris WRC 3:59:46.8 +22.3
3. H. Paddon S. Marshall Hyundai i20 WRC 4:01:10.8 +1:46.3
4. T. Suninen M. Markkula Ford Fiesta WRC 4:03:35.4 +4:10.9
5. A. Mikkelsen A. Jaeger Hyundai i20 WRC 4:06:36.2 +7:11.7
6. H. Solberg I. Minor Skoda Fabia R5 4:13:05.1 +13:40.6
7. J. Kopecky P. Dresler Skoda Fabia R5 4:17:49.7 +18:25.2
8. S. Tempestini S. Itu Citroën C3 R5 4:19:01.6 +19:37.1
9. C. Ingram R. Whittock Skoda Fabia R5 4:19:45.8 +20:21.3
10. S. Ogier J. Ingrassia Ford Fiesta WRC 4:20:15.7 +20:51.2

Clasificación WRC 2018 – pilotos #10/13:

Pos Piloto Pts.
1 Thierry Neuville 177
2 Ott Tänak 164
3 Sébastien Ogier 154
4 Esapekka Lappi 88
5 Jari-Matti Latvala 75
6 Andreas Mikkelsen 75
7 Dani Sordo 60
8 Teemu Suninen 54
9 Elfyn Evans 53
10 Hayden Paddon 49

Clasificación WRC 2018 – equipos #10/13:

Pos Equipos Pts.
1 Toyota Gazoo Racing WRT 284
2 Hyundai Shell Mobis WRT 279
3 M-Sport Ford WRT 244
4 Citroën Total Abu Dhabi WRT 169

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *